Review: TRASTORNED y las tinieblas de “Into the Void”

Algo oscuro se empezó a gestar en Chile allá por el 2009. Muchos ensayos, demos por doquier, algún que otro EP… Y finalmente, la band TRASTORNED nos enseñó su primer trabajo discográfico basado en su particular visión dantesca del infierno. Into the Void no es otro disco más de la fusión extrema del blackened thrash metal, sino una prueba de que tantos años de creatividad y pruebas musicales merecieron la pena de una vez por todas. Por ello, nos hemos hecho eco de su hazaña y vamos a ver lo que han preparado con tanto mimo y precisión compositora.

La unión de varios géneros extremos está muy de moda desde hace décadas, pero no siempre resulta del agrado del público y cultura metalera. En el caso de TRASTORNED, hablamos de un estilo thrasher en combinación con la estética blacker, de modo que las opiniones serán muy objetivas. Quemar personas en base a creencias ideológicas era muy habitual y los chilenos nos adentran en esas épocas con Witch Hunt, un corte más que adecuado para pegarnos contra la pared sin parar. A través de una demostración bajista rapidísima y muy técnica, los riffs en galope y acordes de quintas se suceden a una velocidad de vértigo. Con un sonido bestial y muy crudo, las melodías se suceden junto a la voz de Lonza, la cual parece muy tranquila a primera vista. El solo se ejecuta con tanta solvencia que parece un juego de niños para Felipe. Con un headbanging constante, Metal Violence baja la presión para dejarnos un aspecto más pegadizo en los ritmos, pero sin quitar el típico old school que tanto nos gusta y dando sus momentos de gloria a los graves de Ignacio. A pesar de la corta duración de las canciones, es más que suficiente con observar la locura thrasher que se emula en cada verso o estribillo. Faltaba hablar de Adrián a la batería, pero el tema Black Fire responde por él. Baquetazos a la caja sin piedad, mucho doble bombo y los platillos que resuenan más que unos engranajes desengrasados. ¡Dale fuerte ahí! Unos moshpits sería lo suyo, aunque echando la vista atrás, todo el álbum tiene pinta de ser una fábrica de los mismos. A base de velocidad y cierto uso de estructuras lineales musicales, llegamos a la mitad del trabajo discográfico con Miasma of Death. Aquí hay un protagonismo doble con un punto en común, la estructura práctica. Bajo y batería se pasan el testigo mientras las guitarras se encargan de unos breaks de ruptura del tempo a la vez que unos solos insanos. No es que vallan apartados los instrumentos, ¡ni mucho menos! De nuevo, hay que reconocer el tono vocal de Lonza. Mediante un registro templado y relativamente calmado, se enconde una rabia y cólera digna de una bestia.

Como tema homónimo, Into the Void arranca la piel de los huesos a base de thrash old school latino del mejor. Los principales riffs recuerdan a bandas como VIOLATOR o SEPULTURA en sus inicios, lo que nos hace elegir la preferencia del gusto aquí. Las notas se golpean en los pentagramas a hostia limpia mientras los graves animan la lucha por detrás con un creciente sonido. Sin solos de guitarra y muchos breaks inesperados, se da paso a una pieza instrumental bajo el nombre de Dreadful Fate. Como interludio ambiental, la acústica ensalza unas escalas y acordes menores para generar la máxima tensión y congoja. Es la forma en la que TRASTORNED nos dice: “¡Prepararos para lo peor!”

Nos ha venido bien un respiro, porque Insanity nos termina de volar la cabeza por los aires. Sin tanta thrashería en comparación al inicio, la unión vocal de todo el grupo es la clave en mitad de un bajo desbocado mientras las guitarras se reparten los ritmos mutuamente. Hay que meter de todo, pues ante la pequeña falta de brutal sonoridad, la agudización de los solos y cantar al unísono compensa el breve desligado estructural. Como término final y con el nuevo seguimiento iniciado por el corte antecesor, Reborn Through Hate aúna las características más notables de cada intérprete, como la destreza de Ignacio al bajo, el dúo guitarrero de Felipe y Fabián, la voz desarraigada de Lonza o la potente batería de Adrián. Aunque se nota cierta progresividad ante de los solos, hay una buena justificación para envalentonarse hacia una destrucción personal, pues tocan como si la vida les fuera en ello.

Lo bueno se hace esperar y aunque haya pasado más de una década, los chilenos TRASTORNED han puesto el pie dentro de la industria musical extrema dando un mazazo sobre la mesa y haciéndola añicos. Tal es su concepto del old school clásico que junto al estilo blacker, podrían romper el desierto de Atacama si se lo proponen. Desde Sailor Metal y The Metal Family, vuestro redactor y crítico Wesker le adjudica una tenebrosa nota de 8,8. Las fusiones radicales, si se hacen en base a un estudio exhaustivo de cada género, logran superar a la originalidad individual.

TrackList

1 – Witch Hunt

2 – Metal Violence

3 – Black Fire

4 – Miasma of Death

5 – Into the Void

6 – Dreadful Fate (Interlude)

7 – Insanity

8 – Reborn Through Hate