Review: RAZOR y el bucle de “Cycle of Contempt”

Hace unos 25 años, Canadá lanzó uno de sus últimos cortes sangrientos del milenio al mundo del heavy metal. Motoristas armados de hachas y con muchos decibelios de ruido desaparecieron de la escena y hasta el momento, se les echaba mucho de menos. Su actitud descarada, libertad inigualable y el deseo de reunir a todos los rebeldes cautivó a una generación de metaleros que, a día de hoy, les ha vuelto a despertar las esperanzas de vivir y luchar por sus sueños e ideales. La vasta nación canadiense ha sido cuna de muchísimas bandas de thrash metal, como ANNIHILATOR o VOIVOD. Sin embargo, el más puro estilo revolucionario y antisocial de las décadas de fin de siglo quedó a manos de RAZOR, el cuarteto speed/thrash que dejó claro su objetivo profesional, remover las bases de la sociedad con una música metal agresiva, potente y muy directa, sin cortarse lo más mínimo. En pleno 2022, la banda ha regresado con un noveno disco de estudio, Cycle of Contempt, reiterando sus ganas de seguir en la escena musical con las mismas ganas, o más, de antaño.

El público les llama, y la banda responde al momento. Es lo que todos añorábamos y Flames of Hatred nos otorga una breve muestra introductoria de cómo se invoca a unos dioses. No pueden dejar el estilo old school por mucho que quieran, ya que hay tela para cortar de sobra. La habilidad y crudo sonido de Mike al bajo, la agudez y afilados ritmos de Dave que le llevan al podio del thrash metal norteamericano, la voz de Bob, encaminada a romper micrófonos y rajar decibelios, sin olvidar la incorporación de Rider, cuya batería se luce a cada momento, sin dejar de aporrear bombos y platillos. Velocidad, agresividad y actitud directa, las claves del éxito que siempre le an funcionado a RAZOR. Con más uso de quintas y técnicas de alternación, Jabroni sigue el sonido clásico con la inclusión de coros que hacen más especial al tema y algunos breaks que Bob usa para incentivar su rabia tonal en los estribillos. No nos olvidamos de comentar el rápido estilo solista de Dave, que no cede a la presión actual y continúa la habilidad que siempre le ha caracterizado.

Los fans necesitan mucho thrash metal si quieren cambiar el mundo a mejor. Off my Meds es la prueba de que se puede armar un moshpit desde el principio y reventarlo con coros y solos a destajo. Cortes musicales cortos, emocionantes y muy puestos en la línea que RAZOR inició hace décadas, lo cual nos hace decir que este álbum nos regresa la verdadera esencia del cuarteto canadiense. En la misma estética extrema, A Better Pill presenta más breaks que cambian la estructura rítmica y dan un respiro a Bob, a quien la vejez laríngea no parece afectarle, puesto que no fuerza la voz para lograr ese tono rabioso y desarraigado. Simulando un taladro en toda la cabeza, el bruto sonido guitarrista de Crossed se une a la percusión de Rider en un caos musical capaz de romper la tierra con un solo amplificador. Tanta velocidad y notas encadenadas no nos hace dudar en darle, a este tema, nuestra absoluta preferencia. Suena tan bien que es imposible olvidarse de ella, ¡menos con la colaboración lírica adicional de Danko y Rob! Bajando el ritmo pero sin perder la genial técnica manual, First-Rate Hate es una prueba sólida de que RAZOR no ha decaído en sus años de ausencia. La consistencia y pesadez del bajo engrandece el coreado estribillo, así como el afiladísimo solo que casi sobrepasa los límites del sonido de estudio. Como tema homónimo, Cycle of Contempt devuelve la nostalgia thrasher de los fans más acérrimos que aún sueñan con aquellas bellezas ochenteras como Executioner’s Song o Evil Invaders. El protagonismo indiscutible de Mike lo eleva un nivel poco visto en la actualidad, donde los graves resuenan más que la propia guitarra. Entre él y Bob, no se puede negar el duro trabajo que ha habido estos años atrás. Al igual que al inicio, la mitad del álbum se presenta muy rápida y rompedora de masas, como es el caso de Setup. La forma en que Dave limpia el terreno musical para que Bob luzca su tono vocal es admirable, demostrando la compenetración y compañerismo que hay entre ellos. La ayuda mutua se complementa, a su vez, con ciertos breaks rítmicos y un solo tan bestia que distinguir algo de teoría musical es casi imposible.

Los remates finales del álbum comienzan a aparecer y en el ring de boxeo, Mike se pone el cinturón y los guantes en Punch Your Face In. Su momento ha llegado y pelea de una forma tan brillante que el título de vencedor se le otorga antes de acabar el análisis. A partir de aquí, los temas se vuelven más cortos y muy agresivos, como si RAZOR no hubiera tenido suficiente con destrozar la mesa de mezclas. All Fist Fighting incrementa los coros de la banda, y mejor no hablamos de la rapidez y habilidad. Todos colaboran a la vez para otro tema salido del mismo infierno y que va a dejar caras partidas por doquier. Finalmente, el noveno disco nos demuestra las tremendas formas de expresión de cada músico. Como una elegía casi instrumental, Darkness Falls nos envuelve en la inspiración de Dave, cuya guitarra se merece una ovación al máximo. Ha dado tanto de su ser que agradecerle es poco. En última instancia, Rider se desata en su batería con King Shit junto a los intensos coros del estribillo, que se mezclan con los versos en una delicia tonal. Un grito en el cielo por aquellos osados, como nosotros, que han llegado hasta aquí, porque volver a escuchar al público rogar por RAZOR, como al principio, es llorar de alegría.

Los rebeldes canadienses no desaparecieron como muchos creían. Siguieron en las sombras, esperando su momento de resurgir cuando la sociedad más lo necesitase. Por ello, RAZOR va a remover el mundo para lograr un cambio radical del mismo. Desde Sailor Metal y The Metal Family, vuestro redactor y crítico Wesker le adjudica una cíclica nota de 9,7. No seamos nostálgicos, pues nunca se fueron. Nadie se retira de forma definitiva, sino que se hace una parada para después regresar a lo grande y como se quiere.

TrackList

1 – Flames of Hatred

2 – Jabroni

3 – Off my Meds

4 – A Better Pill

5 – Crossed

6 – First-Rate Hate

7 – Cycle of Contempt

8 – Setup

9 – Punch Your Face In

10 – All Fist Fighting

11 – Darkness Fall

12 – King Shit