Review: OVERKILL y la cauterización de “Scorched”

Es de bien sabido que el oído humano percibe un umbral sonoro comprendido entre 20 kHz y 20.000 kHz, aunque hay más variedad de ondas mecánicas tanto en rangos bajos como altos. Los thrashers americanos OVERKILL han vuelto a romper el límite de los graves sin compasión por el sentido de la audición. Siendo el vigésimo álbum de su prolífica trayectoria musical, Verni y Bobby continúan dando mucha guerra con Scorched, el cual tiene toda la pinta de ser otro rotundo éxito de los tiempos modernos del thrash metal conforme sea escuchado por fans y el público en general.

La velocidad y la técnica son imprescindibles para la legendaria banda e iniciar el tema homónimo cono un brutal solo y cierta ambientación tétrica hacen que se nos caigan los oídos de primeras. Scorched, aparte de hacernos menear la cabeza de un lado para otro mientras los ritmos se recrudecen con la típica voz de Bobby, muestra la tremenda evolución sonora que se inició con el disco Ironbound. Se diría que los breaks tratan de ofrecer un poco de calma thrasher, aunque Dave tiene claro que su estilo solista sigue siendo impecable. No nos olvidamos de Derek, el alma estructura de OVERKILL que mantiene la dualidad guitarrista en su punto más equilibrado. A fuerza de agudos iniciales, Goin’ Home nos quiere llevar al hogar más pesado y crudo del sonido old school moderno. Con un estribillo pegadizo y melódico, la fuerza de los ensayos se completa en The Surgeon, el último tema presentado y que deja a Verni en una posición de bajista divino. Mediante la conjunción instrumental posterior de la batería a cargo de Jason, cierta tecnicidad rítmica desvela el constante desarrollo creativo de los americanos. Por nosotros, ¡ya hay tema preferido de antemano! Y si no lo crees, ¡échale una escucha al break medial!

OVERKILL tiene un apego hacia la creación de estructuras de suspense y casi terroríficas, de modo que Twist of the Wick cumple bien la función mencionada. A través de riffs rápidos, atronadores y continuos, la voz de Bobby hace las líricas con mucha facilidad en apoyo a los coros grupales. Won’t Be Back baja el ritmo, pero con un estilo coherente y más cercano al heavy metal que se hace muy agradable en términos de musicalidad. ¡La forma en que enlazan los ritmos y los solos queda perfecta bajo la tutela de los graves! Habiendo calentado el ambiente, la temperatura auditiva contrasta con Fever, la cual muestra una preciosa introducción acústica y donde Bobby nos deleita con su tono vocal natural. Sin rapidez y mediante compases cargados de pesadez con Verni al ataque, se podría considerar una balada bestial de los tiempos modernos. Suficiente habríamos tenido ya, ¿o no? Harder They Fall retoma la agresividad estructural donde se entrelaza la velocidad de Jason y Verni junto a los coros del estribillo. Una mezcla fuerte que ni los breaks consiguen atenuar gracias a la destreza de Derek en la mediación compositora y a los creativos solos de Dave.

En un tono más old school y donde la presencia rítmica se hace patente, Know Her Name nos abre las puertas de la nostalgia con un sentimiento clásico que nos recuerda a los primeros trabajos de la banda. La ejecución interpretativa resulta en un cúmulo sonoro capaz de engendrar moshpits sin usar zonas audaces, brutales o directas, pero mostrando especial atención al solo de bajo que se marca Verni y las guitarras emulan. El nuevo álbum nos despide con Bag o’ Bones, cuyo título nos evoca a las temáticas propias de OVERKILL y que se traducen en unos riffs brutos pero bien compuestos, una línea vocal que Bobby no defrauda ni en la unión coral y por supuesto, la genialidad imaginativa que siempre rodea al quinteto. La presencia continua de las cuatro cuerdas es la protagonista en todo el disco, ¡y queremos que siga siendo así!

Le ha sentido bien la pandemia a Blitz y compañía, pues de éxito en éxito en los últimos años, toca continuar el legado cosechado. No hay forma de quitarles mérito, pues cuando se de thrash metal puro y duro, ahí está OVERKILL para hacerlo realidad. Desde Sailor Metal y The Metal Family, vuestro redactor y crítico Wesker le adjudica una quemada nota de 9,6. Como sigan así, habrá que crear otro Big Four occidental, porque la banda thrasher se gana una popularidad desmesurada a cada lanzamiento musical que hacen.

TrackList

1 – Scorched

2 – Goin’ Home

3 – The Surgeon

4 – Twist of the Wick

5 – Wicked Place

6 – Won’t Be Comin’ Back

7 – Fever

8 – Harder They Fall

9 – Know Her Name

10 – Bag o’ Bones