Review: EXITUS y el trasfondo de “Liebyrinth”

Con un auge imparable capaz de superar a los tiempos clásicos, el thrash metal europeo del este sigue dando que hablar. Levantando la cabeza desde República Checa, la nueva banda EXITUS nos demuestra que las llamas del old school siguen muy presentes en el viejo continente. Conformados como un poderoso quinteto de músicos veteranos, pertenecientes algunos al extinto grupo ETERNITY, 2023 se ha convertido en el pistoletazo de salida en el estudio, pues Liebyrinth ha resultado ser un tremendo álbum que llegó a nuestras manos de casualidad y más no poder estar agradecidos de analizarlo y compartirlo con el resto del mundo thrasher.

A través de unos riffs introductorios melódicos y donde se puede notar una gran presencia grave, la apertura de Repressive Tolerance coge un subidón mediante ritmos propios de las décadas de oro y un bajo tremendamente potente. Aunque la buena voz de Petr es quien dirige el aspecto lírico principal, los coros de ambos guitarristas, Vladam y Víta, dan más consistencia a un tema increíble y donde los solos se intercalan con una sonoridad inaudita y ciertas harmonizaciones que embellecen la brutalidad moderna. Sin perder la calidad antes escuchada, Final Solution (…of Existente) parece bajar el tempo en la especulación thrasher, pero manteniendo una pesadez nivelada. El rango vocal se vuelve mucho más notable y rasgado, el cual es apoyado por los coros del estribillo. Los ritmos se notan más técnicos, cuidando la estética estructural y con solos más elaborados en la armonización. Tras dos cortes de amplia diversidad musical extrema, la thrashería regresa con Ruleout, una excavadora de ritmos veloces y galopados que deja una sensación agradable para la génesis de moshpits al momento. Aunque sea precipitado en la elección, nos decantamos por este tema en la preferencia, pues el solo es tan exquisito que dan ganas de escucharlo una y otra vez. Mediante la expresividad característica de ultratumba, los destellos del thrash metal moderno relucen en Flash Remains, disminuyendo el ritmo a un seguimiento de la crudeza y el uso intensivo de graves en acordes simples y alternantes. Entre ellos, la voz de Petr continúa impecable, rompiendo micrófonos a saco. Las zonas acústicas de los breaks quedan muy adecuadas con el bajo y la batería, demostrado el poder de una estructura thrasher de base sólida. Emulando un hipotético reinicio del álbum, Destroy the World nos mete un solo primerizo que nos intenta preparar a una locura y frenesí extremo digno de un moshpit. Junto a los coros y una creciente brillantez de la percusión, los riffs se unen a un juego rítmico que encaja muy bien con la furia expresada por la lírica.

Desde la mitad de Liebyrinth, los tiempos medios de ejecución regresan en World Error con el protagonismo de los graves en todo el recorrido del tema. Sin duda, uno de los mejores aspectos generales de EXITUS es la especial presencia del bajo junto a la conjunción dual de las zonas solistas. Entre tanta bestialidad y thrashería, las lágrimas saltan de los ojos con el preludio The Nothingness, la cual comparte la acústica de las guitarras con un arpa de fondo. Raro en una banda musical extrema, pero la diversidad instrumental siempre resulta ser una combinación ganadora. Tras una muestra sentimental, EXITUS vuelve a sus deberes con Apocalypse Never, donde se sigue la línea anterior de composición. Muchos graves, tempos algo subidos y participación coral de la banda. A reseñar de aquí, el pedazo de solo que parece correr más que los ritmos en sí. God Has Left This Place se conforma como la prueba de la destrucción del planeta por parte de los checos. De ahí, la melodías que recuerdan a los primeros temas del álbum. A través de una estructural similar, algunos riffs enigmáticos dan entrada a Petr en la ejecución laríngea. La alternancia musical trata de seguir los cortes anteriores, aunque le cuesta un poco, centrándose en la tecnicidad.

Cerca del final de un prometedor álbum, el tema homónimo se consagra como una pieza repleta de todo lo analizado hasta ahora. Mucha velocidad y galopes en los instrumentos, rabia desarraigada y una unión grupal con el fin de romper todo lo que se interponga por delante. Es impresionante el hecho de que Liebyrinth sea capaz de mantener la oreja intacta en todo momento y en nuestra opinión, debió ser el cierre definitivo del álbum. Sin embargo, esa tarea recayó en Escape From Reality y su acústica triste y nostálgica, recordando aquello que se perdió en el mundo. Marek y su bajo pronto olvidaron esos sentimientos y construyeron el camino para que ambos guitarristas se lucieran en sus solos y melodías tan creativas. A modo instrumental, EXITUS trata de despedirse de su debut en estudio a lo grande y dejando una estela thrasher que nada puede envidiar al resto de bandas modernas. A su vez, nos deleitan con el cover God Only Knows de PRO-PAIN, adalides del hardcore/thrash americano. Con un toque moderno y algo más furioso, el álbum cierra su listado de temas, quedando una obra maestra digna de ser escuchada lo antes posible.

EXITUS hace lo que quiere sin miramientos y por supuesto, la jugada les ha salido a pedir de boca. Continuar este legado será difícil, pero el grupo promete ser una referencia nacional checa y ofrecer lo mejor de sí en cualquier concierto o festival. Desde Sailor Metal y The Metal Family, vuestro redactor y crítico Wesker le adjudica una fallecida nota de 8,8. Si alguien tiene la oportunidad de ver a EXITUS en directo, que tenga claro que no saldrá vivo.

TrackList

1 – Repressive Tolerance

2 – Final Solution (…of Existence)

3 – Ruleout

4 – Flash Remains

5 – Destroy This World

6 – World Error

7 – The Nothingness (Preludium)

8 – Apocalypse Never

9 – God Has Left This Place

10 – Liebyrinth

11 – Escape From Reality

12 – God Only Knows (Pro-Pain Cover)