Crónica: SOEN vuelve a demostrar toda su grandeza en Madrid

El otoño acaba de comenzar y la caída de hojas se sucede al son de melodías que el viento trae consigo. La promotora Madness Live! se hace partícipe del equinoccio en el territorio nacional y por eso, nos trae la esperada gira de la aclamada banda sueca SOEN a la sala Paqui madrileña. Habiendo triunfado al cerrar la segunda jornada del reciente festival del Rock Imperivm, el creciente grupo progresivo no ha dudado en volver a España para continuar con la presentación de su último álbum, Memorial. Sin embargo, el tiempo otoñal no sólo viene de Suecia, sino que Francia e Italia lo acompañan mediante dos bandas de estilos más alternativos, pero muy adecuados para la ocasión, MOLYBARON y TERRA.

TERRA

Con poco público durante casi todo el show, el inicio de la gira fue interpretado por la original banda italiana TERRA, quienes presentaban su estilo post-rock/metal con una puesta en escena marcada por una intensa y sorprendente percusión natural. No sólo hablamos de un set de batería normal y corriente, sino la presencia de tambores y bombos de culturas étnicas y populares. Daba igual a quien mirases, fuera el bajista Stefano, o los guitarristas Paolo y Lorenzo, el ambiente reinante giraba en torno al uso de instrumentos de golpe. Quizás ésa fuera la razón de su gran acogida en la noche y la fuerza que expresaron en su corto setlist. A través de la perfecta interpretación de temas de su álbum debut, TERRA se desenvolvió de forma magistral mediante un sonido claro, envolvente y, por supuesto, centrado en la percusión. Tal era su potencia que los pilares de la sala temblaban cual corazón latiendo al máximo. A pesar del poco tiempo disponible, el frontman principal, Daniele, hizo las delicias de los asistentes en un cúmulo de voces líricas, certeros baquetazos y una solvencia digna de un experimentado artista, al igual que el resto, ¡claro está! A pesar de la sentida despedida, TERRA reconoció la magnificencia del público madrileño, quien se deshojó en halagos hacia la banda italiana y le otorgó su confianza después del intenso show vivido.

Setlist

Create Mutate Erase

Father

This Scent

Rise

Tear Drop (MASSIVE ATTACK Cover)

Close Enough

Tribal

MOLYBARON

No hay que negar el poder francés de engendrar bandas de calidad, a lo cual alegamos que MOLYBARON casi llegó a reventar la sala Paqui. ¿Por qué no lo consiguió? Por el simple hecho de que la gente empezaba a llegar de trabajar, de sus estudios, de sus quehaceres… Sin embargo, rompemos el voto de castidad para decir que el guitarrista líder, Gary, es una máquina de atraer gente. Su carisma impecable y fluidez vocal en todo momento eran como imanes que hacía a la gente headbangear al son de un estilo alternative/hardcore que provocó algunos moshpits aislados. La ocasión musical debía ser solemne al tiempo otoñal, pero el cuarteto convirtió tal idea en un sinfín de ritmos brutales, pesados y especiales para todo el público. La prueba más fehaciente recayó en Sebastian, cuyo bajo estaba más sujeto a sus manos que las gafas a la cara. ¡A saber cómo no se le cayeron de tanto menear su cabeza! Al igual que la anterior banda, MOLYBARON no venía con las manos vacías, sino que su reciente tercer álbum, Something Ominous, sería la batuta del repertorio junto al disco predecesor, The Mutiny. Temas como Set Alight o Animals rompieron la razón de los presentes entre riffs enrevesados, rupturas melódicas imprevistas y coros crudos. Junto a un sonido fuerte y nítido durante todo el show, Breakdown y Lucifer se convirtieron en himnos inmortales que no sólo se escucharían en Francia. Lo mismo ocurriría con Vampires, donde la tristeza de Gary era palpable, pues llegaba la despedida. Para coronarse de una estacada, el clásico corte Incognito fue la explosión de vítores y ovaciones para una banda que lo dio todo en el escenario y acabó siendo un pelotazo del cual pocos podrían recuperarse en unas pocas horas, incluyendo un servidor thrasher.

Setlist

Something Ominous

Set Alight

Twenty Four Hours

Animals

Breakdown

Something for the Pain

Lucifer

Vampires

Incognito

SOEN

Por motivos de transporte y alojamiento, no pudimos disfrutar de SOEN en el festival del Rock Imperivm, pero la formación sueca no tardó en anunciar una gira ibérica para la presentación de su flamante nuevo álbum. La expectación en la Sala Paqui era máxima y con el ambiente caldeado por las bandas acompañantes, el quinteto progresivo salió con todo su arsenal musical, ambiental y escenográfico. Con un telón de fondo expresando la destrucción social del mundo, SOEN dio inicio a su show que, para algunos, se hizo corto debido a lo emotivo que fue. SOEN es de esas bandas que tiene mucha clase, y no por egocentrismo, ¡ni mucho menos! Desde su fundación en 2004, atraen al público con hechos icónicos, como por ejemplo, empezar un show con el poema más famoso del dramaturgo británico Dylan Thomas o salir a escena con atuendos sencillos de marca. Absolutamente todos, desde el vocalista Joel hasta el batería Martín, dejaron huella con un sonido tan nítido que cualquier acorde o melodía podían verse en el aire y flotar con gracilidad. A través de una pericia instrumental, cada intérprete demostró su habilidad en sutiles solos que marcaron a los asistentes. Es de mencionar cómo Lars podía manejar el teclado y la guitarra a la vez, como si fueran hijos suyos. Apenas tuvieron trabajo los técnicos de mesa, pues todo estaba controlado al detalle. Ni un sólo fallo se notó durante el repertorio, pues la banda sueca quería dar el mayor espectáculo en la capital española, ¡y vaya si lo consiguieron!

Obviando que SOEN presentaba su último disco, hubo lugar para que el público pudiera disfrutar de las mejores canciones de la banda, aunque el setlist se centró en sus dos últimos trabajos, Imperial y Memorial. Tras los primeros temas, un corte hizo brotar los coros al unísono, siendo Unbreakable, el cual se consagró a estar fijo en todo concierto de la banda con un intro de Lars que resultó épica. A su vez, la reciente incorporación bajista, Oleksii, hizo lo mismo para Savia, dejando clara su prolífica carrera musical. De Lotus sonaron temas como Lascivious o la propia homónima, incluyendo a Lunacy, la cual el público escogió en decisión propia a cambio de Jinn, que hubiera dado algo más de variedad al repertorio. Sin embargo, la idea fue acertada, pues más se aunaron las voces en los versos y estribillos. Con un final apoteósico que acompañaron Antagonist y Violence para cerrar el show, SOEN clavó su bandera en la sala Paqui, dejando constancia de su triunfo en la capital y evidenciando un posible regreso en el futuro, ¡el cual esperamos que sea muy pronto!

Setlist

Sincere

Martyrs

Savia

Memorial

Lascivious

Unbreakable

Deceiver

Ideate

Monarch

Fortress

Illusion

Modesty

Lotus

Antagonist

Lunacy

Violence